miércoles, diciembre 23, 2009

Rencor y nº5.





Rencor es el sentimiento muerto que diambula por los lares desmantelados del alma, es el odio que se desvanece, es la llama que cansada de seguir ardiendo se apaga lentamente, dejando ascuas frágilmente encendidas.
Rencor es cómo una cicatriz mál cosida, cómo retazos de una pesadilla pérdida en el subconsciente, es cómo un verso inacabado, cómo una calle sin salida, cómo un invierno eterno, cómo pasos perdidos en la lejanía.
Rencor es el polvo que yace en los rincones del corazón, es la descomposición de sentimientos enfermos, es cómo el grito ahogado de la rabia contenida, es gemido austero de la soledad y del miedo, es sólo una sombra bailando sobre hielo.





Rencor es lo único que queda cuando el odio se rinde al tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario