lunes, abril 26, 2010

Preludios.





El atardecer en este laberinto de asfalto gana mucho en mayo. Más todavía cuando los últimos rayos de sol se convierten en el velo anaranjado envuelto entre nubes de algodón, mientras los suspiros del levante bañan los árboles en olor a primavera, ese que sólo notamos cuando la respiración de las calles, de los semáforos y de la gente se antoja sorda y lejana, cómo una luz desenfocada o una mirada perdida.

Mayo es un buen mes para comenzar. Después
del abril de las canciones tristes, los poemas mojados y las noches del recuerdo, llega mayo como una tregua, una pausa entre la monotonía del año y el efímero idealismo del verano.

Dos palabras, ¿y qué si no significan nada?

Pero sí tiñen el cielo de oro por la mañana..

5 comentarios:

  1. Te olvidaste que Mayo llegó con mucho frío... leí el posteo que hiciste de ella odia el silencio, es muy triste ese posteo pero esta lindo
    Saludos...

    ResponderEliminar
  2. wooow! te voy a seguir ^^ me gusta tu blog

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que mayo no es mes para comenzar nada... porque renace todo y si no estás curada del todo, malo, ¿no?

    (O será que yo no estoy para comenzar nada)

    Besicos

    ResponderEliminar
  4. Pues bien dice el refrán: abril lluvioso sacan a mayo florido y hermoso.
    Yo quiero que mayo sea así en TODOS los sentidos...

    posdata: adoro a blondie desde que era una mocosa de 7 años... y hacía mucho que no encontraba a alguién que le gustase :)

    ResponderEliminar
  5. Gracias por seguirme, me he pasado por tu blog y la verdad esque me gusta tu estilo. Te sigo :)

    ResponderEliminar