jueves, diciembre 15, 2011

Si miras al cielo, pero el sol ya se ha ido..


Es curioso como la mente humana tiende inconscientemente a olvidar el dolor, a secar las lágrimas y a encontrar puertas abiertas a los callejones sin salida de la vida. ¿Por qué?.. 

Tus lágrimas no son sólo dolor, son desengaño; sólo lloramos cuando se rompen nuestros sueños, cuando se va la ilusión, cuando todo lo que esperábamos se desvanece y deja tras de sí ese sabor tan amargo, ese que nos ahoga la respiración y nos nubla la vista. ¿Por qué?.. 

Si pensabas que esto se trataba de algo diferente te equivocaste, la vida no es real, es la proyección individual y subjetiva de nuestros propios sueños, ilusiones, miedos, dramas y concepciones, así hay tantas proyecciones como personas, pero todas esas proyecciones tienen algo en común: se alejan del dolor, de la insatisfacción del vacío, del miedo, de la inseguridad; o lo que es lo mismo, sólo buscan ese término tan inherente a su propia sustancia: la felicidad.

Ahora dime tú cómo encontrarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario